VIVIR ES COMPLICADO, VEGETAR ES SIMPLE

 

 

Pensando en nada profundamente

 

Ha pasado de la perplejidad al cabreo. Está muy furiosa conmigo. Ha observado, alarmada, como, desde hace ya algún tiempo, zapeo buscando los programas más bochornosos, leo solo periódicos deportivos, uso la tableta únicamente para los juegos más bobos, estoy descaradamente enganchado a unos inefables grupos de Whatsapp… Y todo así.

Resumiendo: no hago casi nada, tengo una existencia feliz y algo así como semivirtual.

Ha sido una opción concienzudamente pensada y sopesada. Un día se me encendió la bombilla y, claro, lo vi claro. La solución a todo era simplemente… cerrar los ojos. 

Pero ella, siempre impositiva, no lo acepta. Que cómo he pasado de decir que este mundo es una mierda a que es maravilloso. Que estoy embrutecido, anestesiado. Que si ha sido una huida. Que vivo desconectado de la realidad. 

Pero seamos definitivamente honestos y claros: vivir es complicado y penoso, vegetar es  simple y gratificante. Seguir leyendo “VIVIR ES COMPLICADO, VEGETAR ES SIMPLE”

Anuncios

NO SÉ DE QUÉ ESCRIBIR

 

 

Dicen que decía Óscar Wilde que escribir solo requiere de dos cosas: tener algo que decir, y decirlo. Visto así de esquemático parece la mar de fácil. Por desgracia, no para mí. Yo unas veces no sé de qué escribir, otras veces no sé como decirlo, y las más ni una cosa ni otra. 

En este momento estoy ocupado en superar el primer escollo: ¿Sobre qué escribo? La cuestión no es baladí porque, si no hay qué contar, poca importancia tiene que se sepa o no contarlo.

Digo yo, para confortarme, que no es raro que esto les pase a otros. Se me ocurre que si los aprendices de escritores fuéramos más solidarios, más cooperativos, el problema se mitigaría. Podríamos aprovechar la tecnología y comunicarnos y ayudarnos por los Whatsapp o Telegram o por eso que llaman redes sociales. Por ejemplo: ¿Tú en que fase estás atascado, en la del “qué” o en la del “cómo”? O: Tengo una idea pero no sé cómo llevarla al papel. Te la regalo

En fin, crear como una hermandad o gremio para propiciar un trabajo colaborativo, que ahora se lleva tanto. Hay que modernizarse, no sé porqué tenemos que empecinarnos en hacerlo todo solos. Seguir leyendo “NO SÉ DE QUÉ ESCRIBIR”