LIBERTAD (homenaje a Paul Eluard)

 

 

libertad-caminos

 

 

En las puertas de las iglesias
en la ira de las mujeres
en las banderas manipuladas
yo escribo tu nombre.

En las hogueras de libros
en la palabra no
en todas las transgresiones
yo escribo tu nombre.

En la frente de los catequistas
en sotanas y uniformes
en fronteras y censuras
yo escribo tu nombre.

Seguir leyendo “LIBERTAD (homenaje a Paul Eluard)”

Anuncios

ALDONZA Y DULCINEA

d-quijote-en-sierra-morena


Llamábase Aldonza Lorenzo, y a ésta le pareció ser bien darle título de señora de sus pensamientos; y, buscándole nombre que no desdijese mucho del suyo, y que tirase y se encaminase al de princesa y gran señora, vino a llamarla Dulcinea del Toboso…

El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha (capítulo I)
MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA

Hallándose don Quijote en medio de Sierra Morena, y en medio de su penitencia, asaltóle la malencolía. Infelice, cabizbajo fatigaba las veredas, llevando su tribulación a rastras. No lo conmovían las asperezas de las zarzas ni la crueldad helada del relente. 

Cautivaba su corazón la imagen de la etérea Dulcinea, la sin par, la perfeta. Desencantado, acordábase de su dama, de lo poco que le habían aprovechado sus fatigas y desvelos. Y a escondidas, sin que su autor lo advirtiera, el caballero tomó un cacho de pizarra y con trabajo y aflición puso en una lisa pared de piedra aquesto que yo encontré:

Señora, y no mía,
este es vuestro galardón: nada.
Pues nada queda cuando todo se arrasa,
si no es la muerte, negra y voraz.

Gran mal me hizo vuestra inclemencia,
que no me truncaron espadas ni lanzas,
más no hube broquel para tu gesto desdeñoso.

Sea vuestra voluntad destino,
agosten los campos
y no retornen las aves,
sin voz queden las espadañas,
sin cruces los altares. Seguir leyendo “ALDONZA Y DULCINEA”

ELEGÍA PRIMERA

 

miguel-hernandez-gilabert
Miguel Hernández Gilabert (1910-1942)

 

federico-garcia-lorca
Federico García Lorca (1898-1936)

 

 

No hay ningún verso en este poema
que no sea verdadero,
ni uno que no sea bello,
rotundo, descarnado,
sencillo y poderoso.

Como dentelladas,
como estallidos,

se abalanzan
contra la carne
y el espíritu.

Se recorre, despacio, cualquier estrofa,
y desoladoramente cegado,
se reconoce y nombra:

(hdr)

 

Atraviesa la muerte con herrumbrosas lanzas,
y en traje de cañón, las parameras
donde cultiva el hombre raíces y esperanzas,
y llueve sal, y esparce calaveras.

Verdura de las eras,
¿qué tiempo prevalece la alegría?
El sol pudre la sangre, la cubre de asechanzas
y hace brotar la sombra más sombría.

El dolor y su manto
vienen una vez más a nuestro encuentro.
Y una vez más al callejón del llanto
lluviosamente entro.

Siempre me veo dentro
de esta sombra de acíbar revocada,
amasado con ojos y bordones,
que un candil de agonía tiene puesto a la entrada
y un rabioso collar de corazones.

Llorar dentro de un pozo,
en la misma raíz desconsolada
del agua, del sollozo,
del corazón quisiera:
donde nadie me viera la voz ni la mirada,
ni restos de mis lágrimas me viera. Seguir leyendo “ELEGÍA PRIMERA”

ANATEMAS

decreto-excomunion-spinoza
Decreto de excomunión contra Baruch Spinoza

“Maldito sea de día y maldito sea de noche; maldito sea cuando se acuesta y maldito sea cuando se levanta; maldito sea cuando sale y maldito sea cuando regresa. Que el Señor no lo perdone.”
(Decreto de excomunión contra Baruch Spinoza)

 

Las tres principales religiones monoteístas lo son de libro y de teólogos. Ya Tomás de Aquino parece ser que dijo eso de “Temo al hombre de un solo libro”. Aunque las interpretaciones de la frase difieren, hay quien piensa que se refería a las personas que guían su existencia entera por lo escrito en un libro, por ejemplo la Biblia o el Corán, sin atender a mucho más (de paso, tampoco conviene olvidarse que, como teólogo, el propio Santo Tomás dedicó gran parte de su vida al estudio de la Biblia; de todas maneras, fuera suya o no, la frase merece reflexión).

Nada que objetar a los que así piensan; pues tambien hay quienes piensan que la libertad de conciencia debe ser respetada. No obstante, los hay no se conforman con eso, sino que pretenden reconducir las vidas de los descarriados que no ajustan sus creencias o su conducta a lo allí escrito. Y no solo a lo escrito en esos libros, sino a las interpretaciones de las escrituras hechas por los teólogos o la jerarquía, que son los que tienen la patente de la interpretación, concedida en exclusiva por Dios. Da lo mismo que los descarriados quieran o no reformarse, eso no importa, pues los justos han decidido que nadie puede dejar de cumplir los preceptos o se debe desviar o contradecir la verdades incontrovertibles de las que son depositarios por voluntad divina. La discrepancia, pues, no se admite mucho: o te dejas salvar o atente a las consecuencias.

Esta actitud está bien representada en el comienzo de la censura/expulsión, emitida por la comunidad judía de Ámsterdan, contra el filósofo sefardí Baruch Spinoza (1632-1677):

“Los dirigentes de la comunidad ponen en su conocimiento que desde hace mucho tenían noticia de las equivocadas opiniones y errónea conducta de Baruch de Spinoza y por diversos medios y advertencias han tratado de apartarlo del mal camino. Como no obtuvieran ningún resultado y como, por el contrario, las horribles herejías que practicaba y enseñaba, lo mismo que su inaudita conducta fueran en aumento, resolvieron de acuerdo con el rabino, en presencia de testigos fehacientes y del nombrado Spinoza, que éste fuera excomulgado y expulsado del pueblo de Israel, según el siguiente decreto de excomunión:” Seguir leyendo “ANATEMAS”